Carne blanca

La carne blanca contiene proteínas de alto valor biológico, eso quiere decir que posee aminoácidos que necesitamos aportar a través de la comida ya que nuestro cuerpo no es capaz de sintetizarlos. Además, contiene vitaminas y minerales fundamentales para el organismo como las vitaminas del grupo B, vitamina D, sodio, magnesio, hierro, cobre y zinc.También es rica en grasa y pobre en hidratos de carbono.

Carne blanca

¿Qué podemos considerar carne blanca?

En general, se considera carne blanca a la carne de aves de corral (como la de pollo o pavo) y a la carne de conejo. A diferencia de lo que sucede con la carne roja y la carne procesada, la carne blanca no está considerada por la OMS como carne insaludable, por lo que se acepta que un consumo adecuado podría ser el de 2 o 3 raciones por semana (mucho mejor si la acompañamos de una ración de verduras).

Son ejemplos de carne blanca: pollo, conejo, pavo, pichón, codorniz, faisán,gallina, pato…
Ejemplos de ración:

  • 1 filete mediano de pechuga de pollo.
  • 2 muslos medianos de pollo (320 g en bruto).
  • 4 porciones pequeñas de conejo (200 g en bruto).
  • Muslo de pavo (unos 200 g en crudo y sin piel).

Una ración media de carne suele ser de unos 120 g netos (es decir, hablamos de la porción ingerida sin hueso, piel o grasa).

Si necesitas consejo, asesoramiento o ayuda, puedes contactar con nosotros. Nuestra manera de trabajar se basa en conseguir que el paciente sea capaz de obtener habilidades, herramientas y conocimientos para ser dueño de su propia salud y, de esta manera, alcanzar su objetivo. Ya sea perder peso, ganar masa muscular, aprender a comer de forma saludable o a convivir con una enfermedad (diabetes, hipertensión, sobrepeso, etc.). Todo esto podemos hacerlo de manera online o presencial.