Industria alimentaria

Sobre la industria alimentaria, así como sobre la elaboración, preparación, transformación, conservación y envasado de los alimentos.

¿Snacks saludables? Analicemos el etiquetado

Hace poco un amigo me envió una foto donde se apreciaba el etiquetado de unos «snacks jamón ibérico» que compró porque «son sanos y adelgazan», según sus propias palabras. Aunque, al no estar seguro del todo, me pidió consejo. Y la verdad es que, a simple vista, uno entiende que los consumidores interpreten que estos snacks sean «saludables»: en la parte frontal de la bolsa se puede leer «NO FRITO» y la marca que los comercializa siempre ha tenido un aura de «fitness» o «bajo en calorías». El caso es que mi amigo me pidió que le ayudara a saber si eran sanos o no. ¿En qué me fijé para responder a su pregunta?

supermarket, shelf, blur-4052658.jpg

Reflexiones sobre estrategias de salud pública

Vivimos en un entorno en el que más de la mitad de los adultos padecen sobrepeso u obesidad. Esta cifra es algo menor pero igualmente preocupante entre los escolares de 6 a 9 años, siendo de un 40%. Imaginaos ahora que la estrategia principal de los organismos gubernamentales para combatir estas tasas es la reformulación de productos alimentarios. Esta medida se está dando y no digo que sea la peor, sino que creo que puede ser insuficiente y, en ocasiones, contraproducente.

¿Son peligrosas las bebidas energéticas?

Como habréis notado en el título, “bebidas energéticas” aparece entrecomillado. La EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) y Julio Basulto también lo entrecomillan. ¿Por qué hacen esto? Pues porque, aunque estas bebidas sean denominadas como “energéticas” por sus fabricantes, la mencionada EFSA no permite que los productores de las mismas les atribuyan propiedades tales como las de mejorar, entre otras, el tiempo de reacción, la memoria, el estado de alerta, el rendimiento mental, etc. Pero, ¿son peligrosas?

Biotecnología: el uso de las microalgas

Las microalgas pueden dar lugar a diferentes tipos de biocombustibles renovables, por lo que podrían ser una buena alternativa al uso de combustibles fósiles. Además, también se están usando en industria cosmética, farmacéutica, alimenticia o nutracéutica, pudiendo ser un gran recurso para alimentación animal y humana, así como un buen fertilizante. Y es que, de entre los beneficios de los mencionados compuestos bioactivos de las microalgas (como beta-carotenos, astaxantina, ficocianobilina, etc.), podemos encontrarnos con que pueden poseer actividad antimicrobiana, antiinflamatoria, o antioxidante, entre otras

El aceite de palma y sus circunstancias (parte II)

Hace unos años, el etiquetado permitía que se leyeran frases del tipo “hecho con aceite vegetal”, sin especificar la procedencia del aceite que se había usado. No fue hasta el año 2011 cuando la normativa europea publicó el Reglamento 1169/2011, mediante el cual se pretendía que la información alimentaria facilitada al consumidor fuera más clara. Esto hizo, entre otras cosas, que los países miembros tuvieran que adaptar la ley, consiguiendo que hubiera que especificar, por ejemplo, qué tipo de aceite vegetal se había utilizado para la elaboración de un producto alimentario, aunque no fue hasta el 13 de diciembre de 2014 cuando entró en vigor.