Alimentación saludable

Claves, trucos y consejos para llevar a cabo una alimentación saludable. Todo desde el rigor científico y basado en la última evidencia.

raciones de fruta diarias

Raciones de fruta diarias

La fruta es saludable y una estupenda fuente de vitaminas, fibra y polifenoles (sustancias antioxidantes). En general, son bajas en grasa, a excepción del aguacate y la aceituna, que sí la contienen pero se trata de grasa saludable. Se recomiendan, como mínimo, 3 raciones de fruta entera al día. Y al decir entera me refiero a que conviene masticar la fruta en lugar de tomarla en forma de zumos.

Oda a los cereales integrales

Con este post quiero convenceros de algo: para la población general, tomar cereales integrales es mucho más saludable que tomar sus homólogos refinados. Pero primero quiero que sepáis lo que es un cereal, que conozcáis las partes que lo componen, que estéis al tanto de las ventajas de tomar los cereales enteros y que, además, seáis capaces de distinguir cuando un producto está elaborado a base de cereales integrales y cuando no.

spaghetti, pasta, cooking-6639970.jpg

¿Hay que hacer las 5 comidas al día?

En un estudio bastante reciente llevado a cabo en Noruega, se vio que el 80% de las elecciones alimenticias por las que optaban entre horas NO eran saludables, ¿esto qué significa? Que si comes 5 veces al día, probablemente, tú tampoco optarás por opciones saludables. Y no, aunque comas 5 veces al día, si almuerzas o meriendas un cruasán, una chocolatina o un sándwich de pavo con queso de untar, NO lo estás haciendo bien, lo siento pero no.

olives, green, mediterranean-4636996.jpg

La Dieta Mediterránea

Todos hemos oído hablar de las bondades de la Dieta Mediterránea y sobre su efecto protector, a nivel poblacional, en la salud cardiovascular. En contraposición, los lípidos o grasas (colesterol, triglicéridos, etc.) han sido, a lo largo de los años, criminalizados sistemáticamente. Esto se debe, en parte, al hecho de que 1 g de grasa aporta, aproximadamente, 9 Kcal, frente a las 4 Kcal aportadas por 1 g de hidratos de carbono o proteínas. Además, la supuesta relación, directamente proporcional, que se presuponía entre el consumo dietético de grasas y la grasa corporal, tampoco ayudó. Actualmente, se sabe que hay grasas buenas y grasas no tan buenas.