Ciencia contra pseudociencia

La investigación científica puede llevarse a cabo mediante diversos tipos de diseños; estudios experimentales, de cohortes, de casos-controles, de prevalencia, etc. Cada uno de estos tipos de diseños de estudio será empleado en función de lo que se quiera estudiar, de la población de estudio, del método de recogida de datos, de si el investigador asigna o no el factor a estudiar, de la finalidad y de otras muchas variables. Por tanto, existen muchos y muy diversos tipos de estudios científicos que son, al fin y al cabo, a partir de los cuales se va generando nuevo conocimiento que, por ejemplo, es el que utilizamos los sanitarios para prescribir una actividad, recomendar unas pautas de alimentación o recetar un fármaco.